miércoles, 4 de mayo de 2011

¡Arriba corazón!


¡Arriba Corazón! la vida es corta

y hay que aprender a erguirse ante el destino,

sólo avanzar importa

arrojando el dolor por el camino.

Espera siempre, corazón, espera

que ninguna inquietud es infinitay hay una misteriosa primavera

donde el dolor humano se marchita.

Otras horas felices

matarán estas horas doloridas,

las que hoy son heridas

se tornarán mañana, cicatrices.

Con tu espuela de platano

des paz al corcel de la ilusión,

si la pena no muere… se le mata

¡Arriba corazón!


Dr. Gregorio Marañón (1887-1960)

No hay comentarios:

Publicar un comentario